Cómo una niña de 13 se fijó en una manzana mordida

Es curioso como hoy día todo el mundo quiere un iPhone o cualquier otro producto de Apple solamente por ser “cool” y decir “mira mira, tengo un iPhone y tú no” es penoso que la gente quieran algo por la apariencia o fama sin saber realmente que llevan encima.

Yo tenía 13 años, y gracias a la película “Una Rubia muy Legal” descubrí Apple.

Por aquella época, el 2001, no tenía Internet  y mucho menos sabía que existía esa marca. Siempre me ha encantado la informática, pero no podía saber mas de lo que veía en tiendas.

Un viernes después del instituto quedé con mis amigos como siempre y decidimos ir al cine a ver la película.

Una vez allí, vi escenas como estás

y dije “joder, que ordenador mas chulo, aquí no hay de esos…”

Yo pensaba que la manzana era un adorno del portátil o una pegatina… y no veas si estaba equivocada.

La cosa quedó ahí, estuve varios días acordándome del maravilloso y raro portátil que vi en la película pero nada mas.

Dos o tres años mas tarde, tenía ya casi 16, me pusieron Internet .. esos maravillosos 56k de Wanadoo que me mostró un mundo nuevo que apenas conocía.

Si ya me gustaba la informática, cuando tuve Internet ya flipaba en colores, porque todo lo que buscaba lo encontraba, descubría cosas nuevas, hablaba con mis amigos por el mIRC y posteriormente el MSN, pasábamos archivos por FTP… ¡qué tiempos aquellos!

Pues bien, una tarde, me fui a casa de una amiga y volvimos a ver la dichosa película, ¿qué pasó? que en cuanto llegue a casa busqué imágenes de la película hasta dar con alguna captura que saliera el ordenador. Me puse a investigar y di con Apple. Ya no estaba a la venta creo recordar el iBook G3 (es el modelo que salía en la peli) sino que ya estaba el iBook G4, el diseño era distinto, pero aun así me gustó todo lo que vi.

iBook G3

iBook G4

Maldije 1000 veces a América por tener cosas que aquí ni se olían, o al menos no se podían adquirir facilmente.

Los iPod me encantaban

Cuando vi el iPhone original allá por el 2007, cuando salió, flipé: “¡Dios! un móvil con pantalla táctil” lo quise desde el primer momento jajajaja, yo tenía mi super nokia que no se rompía ni tirándolo desde un 8º. Ese modelo no llegó a España, pero si llegó el iPhone 3G y ya fue cuando la gente empezó a interesarse mas por Apple. Obviamente los que ya conocían la marca no, pero hubo gente que descubriría Apple por ese iPhone.

Pero bueno, años mas tarde ya habían en las tiendas algunos productos como los iPods, yo tenía un mp3 como todo el mundo, pero para reyes me pedí uno y tuve la suerte que me lo regalaron, porque no eran baratos precisamente.

ALUCINÉ cuando tuve esta maravilla de 8GB’s en mis manos

iPod 4g 8GB

Mi primer producto de Apple. Imaginaos como estaba. No me defraudó para nada, al revés, me hizo querer mas cosas.

Pasaron los años, fui ahorrando para comprarme un iPod touch, porque los 8gb se me quedaron cortos, pero me lo regalaron también, al igual que mi iPad y POR FIN… estas navidades llegó mi iPhone 5.

Estoy ahorrando para un Macbook Pro, pero quien sabe, igual me lo regalan también jajajjaa

Al principio sólo me fije en la estética de los productos, pero poco a poco fui dejando la estética de lado y me fijaba mas en las especificaciones de estos.

Hay gente que dice que para gastarse 1500 euros en un Macbook Pro, prefieren un PC, que por ese precio tienen un “pepinazo“, pues muy bien, para gustos colores, pero quizás un Mac no necesita estar tan petado porque no consume tantos recursos como Windows. Pero en fin, eso son decisiones según los gustos y el poder adquisitivo de cada uno.

Y así fue como me convertí en una “Appletard“, espero que os haya gustado mi pequeña historia.

Anuncios